miércoles, 21 de marzo de 2012

Las Empresas Básicas en el Estado Bolívar, Corrupción, vicios y Mafias

El 13 de mayo del 2009, en Miraflores, se realizó una reunión de líderes de las distintas corrientes sindicales que hacemos vida dentro del PSUV con representantes del alto gobierno y usted comandante Hugo Rafael Chávez Frías: saludó a todos presentes y nos dejó clara su opinión sobre los vicios y la corrupción que era como un pantano en el Estado Bolívar, que por donde usted pisaba se hundía. Más claro no canta un gallo, déjeme decirle que a casi 3 años de aquella reunión, si no seguimos igual estamos peor y justamente en esta coyuntura electoral para su Reelección en la cual no dudamos de su triunfo, pero con el más sincero respeto que usted se merece no sabemos por cuál vía le llegan los informes de toda índole, ya que podemos apreciar que las informaciones que les están suministrando no se corresponden con la realidad que vivimos en el estado Bolívar.

La regla en Bolívar es la ingobernabilidad y la falta de algunos servicios básicos como seguridad, salud, agua potable etc. Así mismo, no se producen repuestas inmediatas a las solicitudes de los trabajadores de las empresas básicas e instituciones públicas del Estado, tales como materia prima, insumos y repuestos, agudizando así los problemas existentes. Comprendemos que las responsabilidad tienen que ser compartidas, pero los trabajadores hemos demostrado tener la disposición y el compromiso político para asumir el reto que nos hemos planteado en el plan Guayana Socialista 2009 2019, pero como diría Perucho Conde: siempre hay un bendito “pero”. Aquí hay una fuerte resistencia al modelo del Control Obrero en los medios de producción por parte de quienes quieren seguir teniendo el control de las operaciones y de nuestros recursos, pretendiendo perpetuar el modelo donde “ellos mandan y nosotros obedecemos”. Pero ellos tampoco están solos, están protegidos por sectores burocráticos y de poder dentro del Estado Bolívar, que responden a los intereses de las grandes trasnacionales y a grupos políticos dentro de nuestro propio partido.


Lo que sucede es que existe una complicidad por quienes desde su responsabilidad tienen que impartir justicia y se hacen de la vista gorda porque también se benefician de esta situación de impunidad, pero si hacemos un ejercicio, y lo pongo como propuesta, revisar los últimos movimientos bancarios desde el año 2003 de los altos funcionarios de la zona y sus familiares cercanos, nos daremos cuenta de los que han abierto cuentas bancarias hasta la fecha, quiénes han adquirido bienes inmuebles, los que viajan con mucha frecuencia al exterior y eso puede ser elemento para el ejercicio de la contraloría social, porque si de algo estoy seguro es que no son los ADecos los últimos ricos, sino los disfrazados de revolucionarios los que se han enriquecido, de la misma manera que también conozco muchos revolucionarios luchadores sociales con consistencia ideológica que están más limpios que cualquiera y tienen toda una vida luchando y todavía están en la lucha.

A Guayana ha llegado gente que sólo vino en la mítica búsqueda de El Dorado y de alguna manera lo encontraron en El Callao y la amplia zona del sur, aprovechando para sí el oro y el diamante que son nuestras grandes riquezas. Mientras esto ocurre, un trabajador de Minerven u otra empresa puede tener 30 años de trabajo, pero su salario no le da para darse el lujo de los que aquí se dan muchos, quienes de la noche a la mañana llegan a un cargo y en un abrir y cerrar de ojos se acomodan ellos y su entorno, prevaleciendo la vieja práctica basada en el proverbio de la IV República: no me den, póngame donde haya.

Por ello y sin temor a equivocarme puedo afirmar que los trabajadores y el pueblo del Estado Bolívar están arrechos y pareciera que algunos no quieren escucharlos. Muchos funcionarios subestiman al pueblo y eso es lamentable. Compañero Comandante Chávez, venga a Bolívar y pregúntele al pueblo qué está pasando y no se deje llevar por los que juegan al fracaso y si usted se equivoca que sea con el pueblo. ¿Será que los que participaron en el 2002, en el Golpe de Estado fascista de Carmona, o quienes se pusieron a la orden del gobierno de facto son más leales que el pueblo? ¿será que los que jugaron a favor de la Terniun Amazonía en Sidor en el 2008, son más clasista que los trabajadores de Alcasa, Sidor, Venalum o de todas las unidades productivas? o ¿los que trancaron la empresa de todos los venezolanos como lo es Alcasa el año pasado por 34 días con un saboteo sistemático y con unas acciones viscerales con apoyo de algunas instituciones del Estado Bolívar y algunos funcionarios, ellos tienen más derecho que los que arriesgamos la vida por mantener la empresa operativa para el beneficio colectivo?, y ahora, el 25 de febrero de este año al mismo que cerró Alcasa lo nombran presidente de la empresa, ¡que ironías tiene la vida! Así es, a ese personaje lo premian dándole la presidencia, y acaso ¿tienen moral para dirigir la empresa quienes para colmo mantuvieron el preescolar de los hijos de los trabajadores trancado por un mes?. Bueno, lamentablemente vemos también el casos de las empresas estatizadas como CVG Refractarios Socialistas de Venezuela operando a un 30%, cuando su presidenta en menos de dos años cobró un aporte de vivienda al igual que el gerente de comercialización por un monto de cerca de 800 mil BsF entre los dos, mientras los trabajadores pelando gajo y sin tener la esperanza de mejorar, pues nadie se acerca porque todo está centralizado en Caracas y dirigen las empresas por teléfono, Twitter, facebock, correo o mensaje de texto.

En definitiva la situación de los trabajadores y trabajadoras de Alcasa es una larga historia. Pero ahora lo que acaba de explotar en CVG Venalum, donde no pueden esconder su ineficiencia en la gestión de la empresa y sin embargo son bastante eficientes para atacar a los obreros, ya que en menos de lo que usted se imagina, comandante Chávez, en sólo 7 días de protestas ya se presentó un tribunal del trabajo, en Alcasa en los 34 días ni siquiera fue un gato y menos un funcionario. Pues sí, ahora se presenta un tribunal en Venalum con una medida para imputar a los trabajadores que mantienen una protesta justa y que están con los portones abiertos, en una asamblea donde a los desclasados  sindicaleros no les permiten participar, pues es un escenario de los verdaderos trabajadores y es una expresión genuina que tenemos que ponerle mucho cuidado por que hay una pluralidad ideológica, pero tienen un sólo eje y un sólo objetivo: la normalización operativa de la empresa y sus beneficios por la salud y la vida. Esto continúa.

Solidaridad con los miembros del colectivo del FRIO
Dennys Sucre / Trabajador de Alcasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada